Mensajes de cumpleaños para una hermana

Tan o más importante que un regalo lo constituyen las palabras bellas, tanto en forma como en contenido. Y, para esos familiares tan cercanos como los hermanos, el lenguaje debe presentarse aún más esmerado. Las hermanas, en concreto, solo provocan motivos de ternura y cariño. Ya sean las mayores o las pequeñas, o bien las intermedias, demuestran, con paciencia y tesón, su amor fraternal todos los días del año. Por eso, ¿bien no se merecen un mensaje bello en un día tan señalado como su aniversario? Combinado con un precioso presente, resulta el mejor medio de transmitir todo aquello que sentimos de verdad.

Por tal motivo, en el siguiente apartado encontrarás numerosos ejemplos de frases y mensajes de cumpleaños. Seguro que halles aquel que más te llegue y consideres más adecuado para tu hermana querida, aquella con la que jugabas en tu más tierna infancia. Algunas, incluso, hicieron de mamás protectoras en sustitución de la biológica. Otras no dejaban de seguirnos como perritos imitando todo aquello que hacíamos como cacatúas y nos tuvieron como los mejores ejemplos de conducta. Además, ahora tal vez ya no os veáis tanto como os gustaría porque uno de los dos esté lejos, con mucha tierra de por medio.

En consecuencia, la vayas o no a ver el día de su cumpleaños, tu hermana debe sentirse arropada al máximo en su fecha especial. Además, la proliferación de redes sociales en la actualidad permite, con mayor facilidad que nunca antes, que tus mensajes llegan al instante y sin dilación alguna. Aun con todo, siempre resulta muy bonito utilizar el correo tradicional y asegurarte de que recibe un paquete y una tarjetita muy especial con su mensaje de cumpleaños respectivo. Si no, en el caso de que tengas la suerte de felicitarla cara a cara, entrégale un poema en señal de obsequio.

Entre nuestra amplia selección de poemas hallarás de diferentes tonos: con leves toques de humor, con alegría desbordante, con elegantes palabras repletas de figuras poéticas y, cómo no, con amor y ternura a raudales. Algunos son más largos y otros más breves, pero todos comparten el gozo por la celebración de pasar un año más sobre esta tierra. “Paz”, “camino”, “esperanza”, “cielo” o “abrazo” constituyen, probablemente, las palabras que más se repiten como leitmotivs recalcitrantes. ¿Quién sabe? Tal vez te sirvan de inspiración para crear tus propias composiciones y descubrir al poeta interior.


Habitas en mi corazón
cada una de las horas de mi vida
y me estremezco de alegría
porque sé que pasarás un día pleno de dicha
junto a tus seres queridos.
Te deseo lo mejor,
queridísima hermana del alma.
¡Feliz cumpleaños!

No me alcanzan las palabras
para expresarte mi amor y admiración
por ser la persona hermosa que eres.
Crecimos juntas,
estuviste a mi lado cuando te necesité,
fuiste mi sol en los días tristes
y mi aliento para seguir el camino
cuando se atravesaban horas sombrías.
Te quiero mucho, hermana,
por eso te deseo un día
a la medida de tus sueños.

Desde siempre tuve tu abrazo fortalecedor
y escuché con regocijo el consuelo de tu voz.
Hoy cumples años y me parece un día apropiado
para recordarte que te quiero y te necesito.
Deseo que pases el mejor de tus días
y que una estrella te ilumine a cada paso
para seguir por el camino de la dicha.
¡¡Felicidades hermana!!

Nuestra madre nos tejía historias bellas
para que tuviésemos un sueño sereno
y nos acunaba al son de una dulce melodía.
Crecimos juntas
consolándonos en las malas
y disfrutando con alegría de los buenos momentos.
Por tan bellos recuerdos y por ser la persona que eres,
mi hermana cómplice,
hoy quiero que cuando levantes tu copa
pienses que habitas mi corazón.
¡Muy feliz cumpleaños!

Guardo en mi memoria
nuestra hermosa infancia y adolescencia compartida.
Guardo en mi memoria
tu hálito de vida y tu preciosa humanidad.
No es porque seas mi hermana
pero la verdad es que eres el mejor ser del mundo,
no tengo ninguna duda de ello.
Te deseo que celebres la vida una vez más
y como siempre, contando conmigo.
¡Muchas felicidades!

Alguna vez me pregunté
que haría sin una hermana como tú.
Y no pude imaginarlo,
ni quiero imaginarlo siquiera
porque sin una hermana como tú
estaría desorientada y triste.
Reivindico nuestros lazos filiales
en este nuevo aniversario de tu nacimiento.
Te deseo que siempre estés rodeada
de tus afectos
y que me tengas presente como yo a ti.
¡Feliz cumpleaños!

Anoche soñé que un ángel
se acercaba para decirme al oído
que no me olvidara de tu cumpleaños.
¡Cómo me voy a olvidar, querida hermana,
si eres quien me ayuda a encontrar la belleza
en lo que me rodea.
Espero que en este día
y los que vendrán
se cumplan tus deseos.
Te mereces ser afortunada hoy,
en el día de tu cumpleaños,
y siempre, siempre, siempre.

He tenido la suerte
de tener una hermana grandiosa como tu,
llena de amor hacia el prójimo.
Hoy cumples años
y estoy a tu lado
para recordarte lo importante
que eres para mí.
Te quiero y te necesito,
hoy y todos los días del año.
¡¡Felicidades!!

Llenas mi vida de alegría,
y desde que te vi por primera vez,
supe que mi vida jamás estaría vacía.
Sin embargo, he de aceptar,
que no me alcanzaría la vida,
para demostrar lo mucho
que te quiero hermana querida.
¡Felicidades!

Quiero que sepas que te pienso,
quiero que sepas que te extraño,
y aunque la distancia me impida darte un beso
hermana, ten presente que te amo.
¡Feliz Cumpleaños!

Hoy cumple un año más de vida,
una persona especial.
Que Dios guíe tu camino hermana,
y te colme de felicidad.
¡Felicitaciones!

Feliz cumpleaños a ti,
que te mereces lo mejor
recuérdalo hoy y siempre,
mi querida hermana menor.

Que Dios te colme de bendiciones,
hoy, mañana y siempre.
Que hermanas como tú,
son un placer inmenso de tener.
¡Felicidades en tu día!

La vida nos hizo hermanas,
y convivir nos hizo mejores amigas.
Gracias por todas nuestras experiencias,
sin ti, no sé que haría.
¡Felicitaciones!

Personas como tú,
merecen un regalo especial.
Eres la mejor hermana,
que alguien pudiera desear.
¡Feliz Cumpleaños!

Un día como hoy,
la vida me dio un gran regalo.
Te quiero mucho amiga y hermana,
ten un gran cumpleaños.

Hoy las campanas suenan,
también los pájaros cantan,
es un día de celebración,
eres una gran bendición,
éxitos querida hermana.
¡Felicidades en tu día!

Eres una persona de noble corazón,
y por esa razón,
tu día merece una gran celebración.
Sonríe hermana, que Dios ilumine tu dirección.
¡Felicidades!

A veces peleamos,
A veces discutimos,
Sin embargo, hermana mía,
yo la vida por ti daría.
Eres mi orgullo y alegría.
¡Felicitaciones!

Siempre bondadosa, siempre cariñosa.
Nuestros mejores deseos son para ti.
A la mejor hermana del mundo,
un feliz cumpleaños te deseamos a ti.

Eres mi ejemplo firme a seguir y mi mayor motivación,
es un gran placer y privilegio poder tenerte.
Hoy celebro con gran esmero y dedicación,
un año más de vida, de mí querida hermana.
¡Felicitaciones para ti en tu día!

Del cielo cayó una rosa,
rebozada en amor y cariño,
para una hermana sin igual,
celebremos hoy, tu día especial.
Te quiero. ¡Felicidades!

No escogería otra persona para discutir,
tampoco para platicar,
porque contigo hermana mía,
cualquier momento es especial.
¡Feliz cumpleaños querida!

Hermana de mi alma,
alegría de mis días,
celebremos hoy juntas,
un año tuyo más de vida.
¡Felicitaciones!

Los ángeles del cielo se sonrojan
con tan delicada flor,
tu belleza se acrecienta
y tu alegría nos da calor.
¡Feliz cumpleaños!

Un deseo más pediría,
si me he de morir mañana.
Y es que a pesar de todo,
en otra vida seamos nuevamente hermanas.
¡Dios te bendiga!

Los primeros recuerdos que tengo
son jugando contigo, hermana.
Hoy quiero conmemorar todos ellos
celebrando tu aniversario
y diciéndote cuánto te quiero.
¡Felicidades!

Antes de que vinieras a este mundo
no solía tener compañía
por eso agradezco cada minuto
que paso junto a ti,
hermana mía.
Que pases un gran cumpleaños
y que seas feliz en tu vida.

Tú, hermana, siempre has sido mi guía.
Has sido un ejemplo
y fuente de constante alegría.
Aprovechando que es tu aniversario
que sepas que te quiero
y que te deseo feliz cumpleaños.

Aunque a veces tengamos riñas,
es lógico entre dos personas
que se quieren y se aprecian.
Hoy dejamos a un lado las diferencias
y celebramos por todo lo alto
que estás de cumpleaños.
¡Felicidades hermanita!

No siempre es fácil
encontrar una persona como tú.
Digna de admiración,
llena de belleza.
Es por ello que sin ninguna pereza
te enciendo las velas,
te tiro de las orejas,
y te canto y recanto:
¡Feliz cumpleaños!

Desde que mamá te tuvo,
siempre he estado a tu lado,
haciendo guardia frente a lo malo,
protegiéndote y animándote a la vez.
En un día tan especial
como tu aniversario
es agradable poder ver
cuánto has crecido en un solo año.
¡Feliz cumpleaños hermana
y que vengan muchos más!

Mi pequeña hermana,
pareciera que no supieras
lo importante que eres para mí.
Me inunda la tristeza
cada vez que no te das cuenta
que eres la persona a la que más quiero
de entre los que he conocido aquí.
¡Feliz cumpleaños y suerte al vivir!

¡Felicidades hermana!
Estoy rebosante de alegría
ya que hoy es tu día.
En el día de tu cumpleaños
yo quiero que tus deseos
no se hagan milenarios,
que se cumplan ya mismo
y que tus emociones
se contagien
a todos los que te rodeamos.

Cuánta razón tenía mamá
cuando dijo que bajo ningún concepto
nos íbamos a separar.
Desde que naciste hemos sido
poco menos que almas gemelas.
Para veas que siempre estás presente
en mis sueños y plegarias,
aquí te traigo mi fraternal anhelo:
¡que seas muy dichosa hermana
y que celebres muchos aniversarios más!

¡Felicidades hermana!
Siempre has sido una fuente
de inspiración para mí.
Y espero que lo sigas siendo
por muchos años venideros.

Gracias por tu compañía,
gracias por tus consejos.
Hermana, sin ti no sé qué haría,
sin duda estaría bien perdida.
Te sigo necesitando
así que sin intención de sonrojarte
te voy diciendo:
¡te quiero mucho y feliz cumpleaños!

Hermana, agradezco cada día
lo que haces por mí.
Pero siendo hoy una fecha especial,
te lo quiero agradecer aún más.
Toma este regalo,
si te conozco, te gustará.
¡Feliz cumpleaños!

Feliz cumpleaños hermanita
espero que pases el día
con una sonrisa de oreja o oreja
con la barriga de pastel llena
y abrumada por las celebraciones
de todos los que te aprecian.
¡Felicidades!

Como persona, eres especial.
Como amiga, eres singular.
Como hermana, eres única
y en tu cumpleaños
eso lo hay que celebrar.
¡Feliz aniversario!

Hoy es el día
en el que festejamos
que estás entre nosotros
año tras año,
y expresamos nuestros
sentimientos para decirte
lo mucho que te amamos.
¡Feliz cumpleaños hermana!